¿Y tu qué le pides al 2013?

psicologia

El 2012 está a punto de terminar y con él 365 días de aprendizajes vividos. Este es el momento del año en el que solemos hacer balance del año que hemos vivido, de nuestros logros, de los proyectos empezados, de aquellos que no han funcionado, de las personas nuevas que han entrado a formar parte de nuestra vida y de aquellas que se han ido. Es una época reflexiva necesaria para tomar conciencia del aquí y el ahora y para desarrollar qué queremos y necesitamos en el nuevo año.Cierto es que no nos hallamos en el mejor momento económico de la historia, sin embargo todo depende de los ojos con lo que se mire y hacia donde enfoquemos la responsabilidad de ello. Por ello os animo a que busquéis dentro de vosotros aquello que os mueve a vivir, aquello que le da sentido a vuestras vidas. Todos nacemos con unas potencialidades y de nosotros depende que las hagamos concientes y saquemos el máximo fruto de ello.
Os animo a que el 2013 se convierta en un laboratorio en el que poder experimentar qué sucede cuando actúas con conciencia y según tus necesidades. A buscar dentro de vosotros vuestro máximo potencial sin pasarlo por alto ni minimizarlo, para empezar a darle forma, a darle vida.

Para empezar este camino os planteo algunas preguntas que os ayudarán a construirlo.
1. ¿Cuáles son mis fortalezas? Escribe una lista con tus puntos fuertes y cuestiónate si los desarrollas en tu día a día o los minimizas. Cuando sepas que haces con ellos proponte cada día desarrollar un poco más cada uno de tus puntos fuertes.
2. ¿Qué me limita a avanzar? Cuáles son las piedras en tu camino, qué cosas te dices para sabotearte. Escríbelas, fíjate en tu discurso interno e intenta cambiarlo.
3. ¿Qué necesito para sentirme realizado? Haz una lluvia de ideas para más adelante escoger aquellas dos cosas que necesitas en tu vida y no te permites.
4. ¿Si me atreviera qué haría? A menudo no nos atrevemos a hacer aquello que deseamos porque pensamos que no es correcto. La presión moral que uno se ejerce a si mismo, las creencias sobre lo que es correcto e incorrecto a menudo suponen una barrera en nuestro camino, por ello os animo a que en el próximo año encontréis la fuerza y valentía que os permita construir vuestro verdadero camino.

En cuatro días empieza el nuevo año, deseo que en él encontréis 365 días llenos de nuevos aprendizajes, de nuevas vivencias, de nuevas oportunidades, de nuevos retos y atrevimientos y sobretodo de todo aquello que os ayude a construir la mejor versión de vosotros mismos.

¡FELIZ 2013!