Isabel Moreno

¡ADIÓS A LOS DÍAS MALOS!

Existe cierta “alergia” a los días malos, cómo si sentirse triste, enfadado, ofuscado, rallado, preocupado (o cómo tú quieras llamarlo) fuera malo.

Pienso que hay una tendencia “happy” que nos exige sentirnos felices (el máximo tiempo posible) y que por ende nos culpabiliza cuando algo no nos va bien y nos sentimos mal.

Primero de todo, no os penséis que este post es una oda a la depresión, ni mucho menos. Lo que me  gustaría es que pudierais transformar el adjetivo “malo” de los días malos en días que sencillamente no estamos mega-felices y por tanto a aprender a gestionar estas emociones. Hay quien las etiqueta de negativas,  a mí no me gusta llamarlas así, porque entonces parecería que fueran menos buenas que otras, y lo cierto es que todas tienen su función.

“NO SÉ SI QUIERO A MI PAREJA PORQUE ME IMAGINO CÓMO SERÍA CON OTRAS PERSONAS.”

Lo quiero y tengo claro que es el hombre de mi vida, si es que existe tal hombre sé que al menos ahora lo escojo a él. Nos lo pasamos bien juntos, me río con él, también nos enfadamos de vez en cuando. Me gusta compartir mi vida con él y pensar en un futuro juntos, pienso en formar una familia y la veo junto a él, pienso en nuestras próximas vacaciones y quiero planificarlas con él. Pero por otro lado, pienso en otros hombres, en si estoy escogiendo al acertado, en si en el fondo me conformo porque es lo fácil y lo cómodo pero no estoy enamorada de verdad. A veces, mientras tomo un café en una terraza y se sienta un chico a mi lado, al escucharlo lo veo más afín a mí, y me imagino que con él sería más feliz. Incluso cuando estoy en casa con Andrés, los dos tumbados en el sofá, me imagino cómo sería estar con otra persona, alguien diferente, quizás más alocado, o espontáneo, o quizás más tranquilo y centrado, y pienso en mi y en ese chico juntos (tiene la mirada perdida, y sonríe mientras me relata sus historias). Pero después (su rostro se vuelvo más serio, muestra preocupación y me mira fijamente), me empiezo a agobiar, “pero ¿por qué pienso en otros hombres si yo quiero al mío?”, “¿me estaré volviendo loca?”, “¿tengo un problema en mi relación?” o simplemente no sé lo qué quiero.

STAGE RESIDENCIAL NÒVUM: ABRIRSE A LA ALEGRÍA

Aprendiendo a disfrutar de la vida.

Te proponemos un fin de semana lleno de estímulos y experiencias en medio de la naturaleza.

Crearemos los espacios y las dinámicas para explorar y despertar la capacidad de vivir y disfrutar con alegría.

NI BLUE MONDAY NI PINK MONDAY

Hoy es casi imposible que el “Blue Monday”, el día más triste del año, nos pase por alto. Es trending topic, los medios hablan de él, como si tuviera entidad propia, la campaña publicitaria para la agencia de viajes Sky Travel en 2005 sigue teniendo vida.

Son numerosos los artículos que desmienten la ecuación que pronosticaba el día más triste del año. Yo no quiero ser uno más de esos posts, aunque sin duda pienso que tiene poco de cierto y nada de científico.

¿PUEDE SOBREVIVIR EL DESEO AL PASO DEL TIEMPO?

¿Puedes desear a tu pareja durante toda una vida? ¿La deseas más, menos, diferente? ¿Qué sucede con las ganas de estar con quién quieres cuando ya no te sorprende porque la conoces muy pero que muy bien?

¿SE PUEDE AMAR A DOS PERSONAS A LA VEZ?

Esta es una pregunta que me hacen habitualmente los pacientes en consulta. Tienen una relación de pareja estable, con quién comparten un proyecto de vida, se divierten, quieren y en algún momento de la relación aparece otra persona en sus vidas, alguien que “les atrapa” y no pueden dejar de pensar. Me preguntan si es normal amar a dos personas a la vez, porque sienten que se están volviendo locos, y que no saben qué opción deben elegir.

SÍNTOMAS DE ANSIEDAD

La ansiedad es la respuesta de nuestro organismo ante una situación amenazante o peligrosa. Ésta es una respuesta adaptativa, la necesitamos para sobrevivir, sin embargo, el problema viene cuando se activa nuestro cuerpo ante situaciones que no son peligrosas para nuestra supervivencia, pero que sin saber cómo, desde cuándo o por qué, el cerebro las interpreta cómo amenazantes.

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando abordamos la dependencia emocional son muchas las preguntas en torno a cómo “debe” ser una “buena” relación de pareja. Y es que cuando se trata de querer a nuestra pareja entran en conflicto creencias familiares, mitos culturales, luchas de poder y muchas otras trampas que nada tienen que ver con el amor sano. Pues sin saberlo, nuestros referentes de “amor verdadero” acaban siendo ficciones.

SUPERAR UNA RUPTURA DE PAREJA 

Al abordar el tema de “superar una ruptura” debemos establecer el contexto actual de pareja. Los modelos de pareja han evolucionado y cambiado a lo largo de los últimos años. Si hace unas décadas, el matrimonio y el “por siempre juntos” era lo que primaba e importaba en las relaciones de pareja; ésta premisa ha cambiado por el querer tener vidas afectivas plenas a lo largo de la vida.