Relaciones de Pareja

“NO SÉ SI QUIERO A MI PAREJA PORQUE ME IMAGINO CÓMO SERÍA CON OTRAS PERSONAS.”

Lo quiero y tengo claro que es el hombre de mi vida, si es que existe tal hombre sé que al menos ahora lo escojo a él. Nos lo pasamos bien juntos, me río con él, también nos enfadamos de vez en cuando. Me gusta compartir mi vida con él y pensar en un futuro juntos, pienso en formar una familia y la veo junto a él, pienso en nuestras próximas vacaciones y quiero planificarlas con él. Pero por otro lado, pienso en otros hombres, en si estoy escogiendo al acertado, en si en el fondo me conformo porque es lo fácil y lo cómodo pero no estoy enamorada de verdad. A veces, mientras tomo un café en una terraza y se sienta un chico a mi lado, al escucharlo lo veo más afín a mí, y me imagino que con él sería más feliz. Incluso cuando estoy en casa con Andrés, los dos tumbados en el sofá, me imagino cómo sería estar con otra persona, alguien diferente, quizás más alocado, o espontáneo, o quizás más tranquilo y centrado, y pienso en mi y en ese chico juntos (tiene la mirada perdida, y sonríe mientras me relata sus historias). Pero después (su rostro se vuelvo más serio, muestra preocupación y me mira fijamente), me empiezo a agobiar, “pero ¿por qué pienso en otros hombres si yo quiero al mío?”, “¿me estaré volviendo loca?”, “¿tengo un problema en mi relación?” o simplemente no sé lo qué quiero.

¿PUEDE SOBREVIVIR EL DESEO AL PASO DEL TIEMPO?

¿Puedes desear a tu pareja durante toda una vida? ¿La deseas más, menos, diferente? ¿Qué sucede con las ganas de estar con quién quieres cuando ya no te sorprende porque la conoces muy pero que muy bien?

¿SE PUEDE AMAR A DOS PERSONAS A LA VEZ?

Esta es una pregunta que me hacen habitualmente los pacientes en consulta. Tienen una relación de pareja estable, con quién comparten un proyecto de vida, se divierten, quieren y en algún momento de la relación aparece otra persona en sus vidas, alguien que “les atrapa” y no pueden dejar de pensar. Me preguntan si es normal amar a dos personas a la vez, porque sienten que se están volviendo locos, y que no saben qué opción deben elegir.

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando abordamos la dependencia emocional son muchas las preguntas en torno a cómo “debe” ser una “buena” relación de pareja. Y es que cuando se trata de querer a nuestra pareja entran en conflicto creencias familiares, mitos culturales, luchas de poder y muchas otras trampas que nada tienen que ver con el amor sano. Pues sin saberlo, nuestros referentes de “amor verdadero” acaban siendo ficciones.

SUPERAR UNA RUPTURA DE PAREJA 

Al abordar el tema de “superar una ruptura” debemos establecer el contexto actual de pareja. Los modelos de pareja han evolucionado y cambiado a lo largo de los últimos años. Si hace unas décadas, el matrimonio y el “por siempre juntos” era lo que primaba e importaba en las relaciones de pareja; ésta premisa ha cambiado por el querer tener vidas afectivas plenas a lo largo de la vida.